Una nueva hoja de ruta del hábitat urbano

Arranca la elaboración de Bultzatu 2050, la Agenda Urbana Vasca

El mundo está hecho de ciudades. Más del 50% de la población mundial vive en suelo urbano y se espera que esa cifra llegue al 70% en poco más de 10 años. Las urbes son núcleos de desarrollo donde se concentra la generación de riqueza, pero también los grandes retos globales, como son las desigualdades económicas, el gasto energético y la generación de emisiones. De ahí que las últimas agendas urbanas a nivel global, europeo y regional hayan adoptado un enfoque más integral que incluye no solo aspectos constructivos sino también de desarrollo social y sostenibilidad ambiental.

ONU-Hábitat considera el desarrollo urbano como clave para avanzar hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible

El 23 de enero se celebró en Bilbao un encuentro dirigido a presentar Bultzatu 2050, la nueva Agenda Urbana Vasca, y las estrategias a nivel global y europeo con las que se alinea. En el evento, organizado por la asociación Bilbao Urban & Cities Design, participaron representantes de ONU-Habitat, la Comisión Europea y el Gobierno Vasco, así como del Ayuntamiento de Utrecht como ejemplo de buena práctica.

Contexto vasco: Hábitat Urbano como Nicho de Oportunidad

Tal y como explicó el consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno Vasco, Iñaki Arriola, a pesar de que el PIB vasco se sitúa entre los 15 más altos de Europa, más del 30% de la población vive en una situación de vulnerabilidad. Estos datos proceden del Diagnóstico de necesidades en la renovación del parque edificado de Euskadi. Bultzatu 2050 tiene como objetivo definir un marco para el desarrollo de proyectos de regeneración urbana integral, alineada con las agendas urbanas de la UE y la ONU y con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. La elaboración de este documento comienza ahora, aunque parte de estrategias ya existentes, como Bultzatu 2025, la Agenda Euskadi Basque Country 2030 y el grupo de pilotaje Hábitat Urbano de RIS3 – PCTI Euskadi 2020.

Ignacio de la Puerta, de la Dirección de Planificación Territorial, Urbanismo y Regeneración Urbana, explicó los avances de este grupo de pilotaje, que se crea tras detectar el Hábitat Urbano como uno de los Nichos de Oportunidad dentro de RIS3. Una de las medidas ha sido el lanzamiento de las ayudas BAI+D+i, dirigidas a “proyectos innovadores aplicables a la regeneración urbana integral”. Estas subvenciones se enfocan a proyectos “que aporten una visión integral englobando elementos de innovación social, económica y medioambiental”, tal y como explicó Ignacio de la Puerta, “con soluciones que puedan permitir el desarrollo económico de la población en los barrios más vulnerables”.

La primera convocatoria de estas ayudas se lanzó en septiembre de 2018, y están planeadas dos más, en 2019 y 2020, con un presupuesto total de 650.000 euros. Una parte de ellas está dirigida a los barrios vulnerables detectados por el grupo motor, aunque también tienen cabida “soluciones innovadoras enfocadas a otros retos económicos, ambientales y sociales de futuro con un nivel de desarrollo experimental”, ubicadas en otras zonas urbanas.

Agenda Urbana de NU, la ciudad como oportunidad de desarrollo

En el encuentro celebrado por Bilbao Urban & Cities Design, participó también Joan Clos, exsecretario general adjunto de NU y exdirector ejecutivo de ONU-Habitat, quien habló del cambio de perspectiva en la planificación urbanística a nivel global. En 2016, la ONU adopta una nueva Agenda Urbana, un marco estratégico sobre cómo deben ser planeadas y gestionadas las ciudades, alineada con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El espacio regional se convierte en nivel óptimo para implementar acciones

Tal y como explicó Joan Clos, la pobreza urbana se ha convertido en una tendencia creciente, “uno de cada tres habitantes urbanos vive en infraviviendas, una responsabilidad que recae en las agendas urbanas”. El documento marco de Naciones Unidas supone un cambio de aproximación, donde se incluyen las responsabilidades gubernamentales y regionales y donde la urbanización pasa a considerarse como un factor de desarrollo, añadiendo el aspecto económico en el análisis urbanístico, “la urbanización debe contribuir a la generación de empleo”.

Gráfico del Informe de los Objetivos de Desarrollo Sostenible – NU, 2018

Agenda UE: regeneración urbana a través de partenariados

También en 2016, la UE aprobó la Agenda Urbana Europea, que sigue la misma aproximación al planeamiento de las ciudades: un enfoque integral y la involucración de las urbes mediante planes de acción. En la jornada organizada por Bilbao Urban & Cities Design, Laura Hagemann Arellano de la Dirección General de Política Regional y Urbana de la CE habló sobre las acciones puestas en marcha dentro de esta estrategia.

En el marco de la nueva Agenda Urbana de la UE están en marcha 14 partenariados, formados por instituciones europeas, agentes estatales y ciudades. Cada partenariado es responsable de impulsar un plan de acción, y aunque ninguno se ha implementado totalmente, 11 de ellos han dado ya sus primeros resultados. Hagemann Arellano dio algunos ejemplos ya en desarrollo, como la creación de un consejo asesor europeo que involucra a los colectivos de personas inmigrantes, un índice de economía y transición digital para ciudades que monitoriza y compara resultados o la creación de oficinas urbanas centradas en atraer y retener talento. En el próximo Cities Forum, que tendrá lugar a finales de 2019, se presentarán los resultados de estos consorcios.

El caso de Países Bajos, redes temáticas entre ciudades

Como ejemplo de buena práctica a nivel europeo, el asesor estratégico en el Ayuntamiento de Utrecht Albert de Vries presentó en el encuentro la iniciativa City Deals, en marcha en los Países Bajos. El país elaboró en 2014 una nueva agenda urbana y este proyecto es uno de sus ejes, en forma de colaboraciones entre grupos de ciudades, gobierno y agentes sociales.

Cada City Deal se establece en torno a un tema, a iniciativa de las propias ciudades, y las temáticas pueden ser muy diversas, desde seguridad urbana a inclusión social, atracción de talento o digitalización. Estas colaboraciones tienen una duración de entre 1 y 4 años, y funcionan como “motor de cambio mediante un trabajo multinivel y en red”, aunando capacidades y conocimiento de cada una de las urbes para generar acciones que luego puedan ser replicables.

Bultzatu 2050

Finalmente, Arantza Leuriondo, viceconsejera de Planificación Territorial del Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno Vasco, presentó la futura Agenda Urbana Vasca Bultzatu 2050, cuya elaboración arrancó el mismo 23 de enero con la creación del consejo asesor. Esta futura hoja de ruta sigue el cambio de perspectiva iniciado por las agendas de la UE y de Naciones Unidas, integrando los aspectos sociales, medioambientales y económicos ligados a las realidades urbanas más allá de cuestiones como la eficiencia energética o la construcción sostenible.